445. Cuándo utilizar ‘para’ o ‘como para’

Transcripción del podcast

Fluent Spanish Express Podcast, episodio número 445. Aquí tenéis todo el español que no os enseñan los libros. ¡Comenzamos!

Muy buenos días, bienvenidos, bienvenidas a un nuevo episodio de Fluent Spanish Express Podcast. Hoy es viernes, 10 de noviembre de 2023. Mi nombre es Diego Villanueva y como siempre os traigo todos los días, de lunes a viernes, un nuevo episodio del podcast más desafiante de español avanzado, sin adaptar la velocidad ni el vocabulario, sin guión, sin filtros, el español tal y como lo hablamos los nativos españoles.

Y hoy, episodio de viernes, terminamos esta semana ya sin energía. La verdad es que esta semana se me ha hecho eterna, no sé por dónde ando, pero hoy voy a responder una pregunta de un oyente del podcast, suscriptor de la newsletter y además también estudiante del curso Español de tranquis. La verdad es que lo tiene todo, combo completo, así se hace.

Bueno, como os digo, una pregunta sobre gramática, gramática bastante avanzada. La verdad es que no me gusta mucho en el podcast responder preguntas de gramática porque a veces son un poco lío, pero cuando hablamos de este tipo de gramática un poquito más avanzada, la verdad es que me gusta mucho pues ver todos esos pequeños matices que hacen que, pues bueno, de alguna manera entendáis o podáis entender mejor cómo utilizar el español ya en un nivel mucho mucho más avanzado. Antes de eso, como siempre, si queréis ser como Lukas, ya sabéis, suscribíos a la newsletter en www.fluentspanish.express porque todos los días, como Lucas, vais a recibir un email diario con un montón de expresiones coloquiales en las que os explico sobre el papel, o sea, de manera muy práctica, pues cómo se utilizan todas esas expresiones. O sea, vais a entender perfectamente pues cómo utilizamos los nativos todas esas cosas y al final pues esto os va a ayudar a llevar vuestro español al siguiente nivel. Así que ya sabéis, en www.fluentspanish.express. Sed como Lukas.

Bueno, pregunta. Dice, bueno, me manda un mensaje, me dice, gracias por tus podcasts, muy interesantes, sobre todo las expresiones informales. Muchísimas gracias. A mí también me parecen muy interesantes esos episodios. Y dice, mi pregunta, ¿cuándo se utiliza como para en vez de tan solo para como conector? Y dice, ¿merece un episodio en tu podcast? Y yo digo, sí, Lukas, por supuesto que merece un episodio. Vamos allá. Voy a intentar explicar la diferencia entre el uso de como para y de para. ¿Cuándo utilizamos uno u otro? Bueno, respuesta corta.

Como para se utiliza en lugar de simplemente para cuando queremos enfatizar la suficiencia o la adecuación de algo para lograr un resultado o un efecto específico. Dicho así un poco de carrerilla, seguramente os quedáis así un poco como, vale, ¿y qué? Bueno, vamos a explicarlo. Voy a intentar explicarlo de una manera un poco más ampliada porque no estaría bonito que a los dos minutos y 40 segundos se terminara el podcast. Así que voy a seguir un poquito más para explicarlo más.

Venga, bueno, para en sí mismo es una de las palabras que tiene un montón de usos. Seguramente sabéis un montón de usos de para, incluyendo los que nos interesan para este episodio o para la comparativa con cómo para, que es el propósito, las comparaciones y la suficiencia. Vale, para expresar propósito, comparaciones y suficiencia. Vamos a ver ejemplos que así dicho, pues también os quedáis otra vez un poco patidifusos. Bueno, un ejemplo de el uso de para para un propósito. Voy a la tienda para comprar pan. Bueno, ¿cuál es mi propósito? Comprar pan. Pues entonces voy a la tienda para comprar pan. Cuando queremos comparar algo, para una comparación, por ejemplo, eres alto para tu edad. Vale, a los niños eres alto para tu edad, típico, o eres bajo para tu edad también, te lo pueden decir. Estamos comparando con qué, pues con la edad, la altura con respecto a la edad. Vale, y luego también la suficiencia. Por ejemplo, hay comida para cinco personas. No os pasa a vosotros que cuando cocináis pasta para dos personas, hacéis para diez. Pues bueno, a mí me pasa. Entonces hay comida para cinco personas. Así que suficiencia. Vale, y ahora vamos a ver como para. Vamos a ver algunos ejemplos de como para, que aquí es donde está la miga de todo esto. Por ejemplo, para clarificar el significado. Cuando la construcción como para la utilizamos para enfatizar la suficiencia o la consecuencia de una acción. Es lo que decía antes. Por ejemplo, vamos a ver un ejemplo para que lo veáis más claro. Hizo tanto calor como para derretir el hielo. Aquí como para, pues sirve para resaltar que el calor fue lo suficientemente alto como para causar que el hielo se derritiera. Hizo tanto calor como para derretir el hielo. Luego, otro caso del uso de como para, con cuantificadores. En lingüística se conoce como cuantificador a todas las palabras que sirven para indicar cantidad. Por ejemplo, todo, mucho, demasiado, bastante, bastante poco, poco, nada. Todas estas palabras. Como para se usa frecuentemente con cuantificadores, pues como las que estaba diciéndoos ahora mismo. Un ejemplo. Es demasiado caro como para comprarlo. Esto significa que el precio es tan alto que supera nuestra capacidad para comprarlo o la voluntad de comprarlo. No tenemos tanto dinero como para comprarlo. Es demasiado caro como para comprarlo. Fijaos que aquí utilizo un cuantificador que me ayuda a detectar que tengo que utilizar el como para. Es demasiado caro como para comprarlo. Otro uso de como para. Cuando indicamos una consecuencia más que un propósito directo. Cuando intentamos hablar de una consecuencia y no tanto del propósito. Por ejemplo, imaginaos. He ganado tanto dinero, esto es mentira, pero he ganado tanto dinero como para comprarme un Ferrari, por ejemplo. Aquí el énfasis lo hago en que he ganado mucho dinero y que es suficiente para comprarme un Ferrari. Pero no necesariamente cuando yo comencé a ganar dinero estaba pensando en que me iba a comprar un Ferrari. Entonces utilizamos en este caso pues la consecuencia que es que podemos comprar un Ferrari, pero no significa que ese fuera nuestro propósito original. No significa que nosotros cuando empezamos a ganar dinero pues pensáramos en que nos íbamos a comprar un Ferrari. Bueno, pues al final si ganas mucho dinero pues he ganado suficiente dinero o tanto dinero como para comprarme un Ferrari. Para acabar vamos a ver algo muy interesante y es vamos a comparar dos frases, la misma frase, en la que en una utilizo como para y en otro utilizo para. Vamos a ver el primer ejemplo. No tengo dinero para gastar en esto. Aquí la falta de fondos para un propósito específico, es decir, no tengo dinero suficiente para gastar en algo que es específico, en qué, en esto, en una bicicleta, en un coche, en lo que sea, en el Ferrari. Y cuando utilizo el como para pues digo no tengo dinero como para gastar en esto. Aquí podrías decir, vale, no tienes dinero. Sí, no tengo dinero, pero es que no tengo dinero como para considerar gastarlo en lo que sea, en esto, en el Ferrari, en lo que sea, pero es que no puedo ni pensar en gastarme el dinero en eso. ¿Por qué? Porque no tengo dinero como para. Aquí lo utilizamos como cuantificador. En este caso no tengo dinero como para gastar en una bicicleta, por ejemplo. No significa que me la vaya a comprar, pero es que no tengo ni la posibilidad de pensar en comprarme una bicicleta porque no tengo suficiente dinero. En resumen, para se utiliza para indicar propósito, comparación o suficiencia, mientras que como para pues lo utilizamos para agregar énfasis a la suficiencia o a la consecuencia de una posible situación. Y a menudo, como ya os he dicho, pues se utiliza con cuantificadores. Recordad, bastante, suficiente, tanto, poco, mucho. Bueno, yo espero que con esta explicación, pues se pueda entender un poquito mejor cómo utilizar estas dos, estas dos locuciones y que bueno, pues espero que os sirva, que bueno, a partir de ahora, cuando lo veáis, pues entendáis un poquito mejor cómo podéis utilizarlo. Y bueno, pues espero que hayáis disfrutado de este episodio. Os invito a que si os ha gustado, que deis cinco estrellitas en las valoraciones de Spotify, en Apple Podcast, que me dejéis una reseña, pero sobre todo, y esto es lo más importante, que os suscribáis al newsletter en www.fluentspanish.express. Bueno, pues nos vemos el lunes, que tengáis muy buen fin de semana. Adiós. ¡Nos vemos!

¡Apóyame!

Tu apoyo es imprescindible para que pueda seguir creando contenidos. Hazte mecenas de FSE por tan solo 50 euros al año. Apoyarás el proyecto a la vez que disfrutas de beneficios exclusivos:

Apoyarás FSE

Gracias a tu ayuda podré seguir haciendo lo que más me gusta: crear contenidos para ayudarte a llevar tu español al siguiente nivel.

Sorteos mensuales

Participarás en sorteos cada mes con los que podrás llevarte estupendos premios.

Comunidad

Si quieres podrás unirte a una comunidad de estudiantes para practicar español cuando te apetezca donde, además, habrá directos.

Salón de la fama

Entrarás a formar parte del Salón de la Fama de FSE por apoyar el proyecto.

Descuentos

Disfrutarás de descuentos y promociones especiales en cursos, productos, servicios y recursos para ayudarte a mejorar tu español.

Una pequeña ayuda muy grande

Por 0,96 euros a la semana estarás ayudándome a mantener y hacer crecer FSE.

Registrar nueva cuenta

Mecenas de Fluent Spanish Express