386. ¡El podcast cumple 2 años! 🥳

¡Muy buenos días! Bienvenidos, bienvenidas a Fluent Spanish Express Podcast. Todos los días, de lunes a viernes, contenidos con consejos, con recursos y recomendaciones para llevar vuestro español al siguiente nivel. 

Hoy, viernes 9 de junio de 2023, episodio número 386. ¡Hoy estamos de cumpleaños! 🥳 El podcast cumple 2 añitos. Así que he decidido hacer un podcast un poquito especial con la ayuda de una oyente y periodista que se llama Michela Cotelli. ¡Espero que os guste!

Transcripción del episodio

Esto es Fluent Spanish Express, el podcast para aprender el español que no te enseñan los libros. Empezamos. Muy buenos días a todos, bienvenidos, bienvenidas al podcast. Hoy es viernes, 9 de junio, y se acerca el fin de semana, pero primero me presento. Evidentemente no soy Diego. Soy Michela Cotelli, soy estudiante de español, soy periodista, y aquí estoy porque hoy es un día especial, digamos, es un día de celebración totalmente, porque Fluent Spanish Express cumple dos años, así que voy a dar las gracias y la bienvenida sobre todo al creador de Fluent Spanish, que es Diego Villanueva. Buenos días, Diego. Muy buenos días. Gracias por la presentación. Creo que te voy a dejar al mando de todo esto. Yo me voy a tomar unas vacaciones. Bienvenido a tu podcast, diría yo, ¿no? Gracias, gracias. Entonces, hoy cumples años, así que nos parecía gracioso, por lo menos por las personas que nos están escuchando, hacer como un episodio distinto, diferente y espero también divertido, de forma de una entrevista. Así que te voy preguntando cuándo te surgió la idea de empezar a hacer este podcast. Bueno, este podcast fue… ¿En qué momento? Fue a finales del año 2020, después de la pandemia. Grabé una especie de… Bueno, no sé, una cosa muy corta y lo dejé un poco ahí. Y luego, como estas cosas que ocurren siempre de que quieres hacerlo todo perfecto, y entonces estuve durante casi seis meses esperando a empezar el podcast en serio, y fue como seis meses en los que además no hice nada, simplemente… Bueno, no sé, fue como… Me tomé ahí un periodo para pensar, pero creo que en 2021, a finales de 2020, y en 2021 empecé, el 10 de junio de 2021, empecé el primer episodio. Ya claro que supongo que esto de grabar un podcast necesita una organización, ¿no? Atrás, o sea, estamos hablando de programar temas, elegir, no sé, entrevistas, cosas… ¿Cómo lo hacías? ¿Cómo te lo habías montado al principio? ¿Y cómo ha cambiado a día de hoy? Vale. Bueno, pues, básicamente soy una persona muy obstinada. Me metí en la cabeza que quería hacer un podcast todos los días, de lunes a viernes, meterlo entre mi rutina, y además soy de esas personas que cuando piensa una cosa, va por ella, y entonces… Bueno, pues, al principio, la manera que encontré de organizarme muy bien fue dedicando un día de cada día de la semana a una cosa diferente. Por ejemplo, los lunes respondía a preguntas, los martes hablaba de cosas de cultura… O sea, iba haciendo un poco cada semana, tenía como una misma temática cada día. O sea, entonces yo sabía que los jueves, por ejemplo, hacía expresiones… Entonces, para mí eso era más fácil de organizar porque no tenía que estar pensando todos los días exactamente qué hacer, sino que pensaba, a ver, cuatro episodios de expresiones, y tenía ya hecho un mes de los jueves. Cultura, voy a hablar de esto, esto y esto. Entonces, bueno, fue un poco así. ¿Ahora cómo lo hago? Ahora es un poco diferente. Ahora ya soy un poco menos organizado, en el sentido de que no pienso tanto los temas, y simplemente son cosas que me van surgiendo. Pues, yo qué sé, le digo una expresión a alguien y digo, pues mira, esto puede ser para el podcast o lo que sea. Se me ocurren cosas y las voy anotando y entonces las hago. No pienso mucho. Ahora lo dejo un poco más libre. Pero tú antes no estabas en el tema de enseñar el español. No, yo a veces… Bueno, creo que lo conté en el podcast. Trabajaba en banca y en 2018 dejé mi trabajo en la banca. Estaba muy cansado de eso, no me gustaba. Y bueno, pues me gustaba mucho la enseñanza. Yo había sido profesor de entrenadores de fútbol y siempre me había gustado todo esto. Entonces la enseñanza de español surgió porque yo empecé a intercambiar idioma con otros estudiantes y me empecé a dar cuenta de lo bonito que era saber cómo explicar a esas personas el idioma. Porque no es lo mismo hablar un idioma como un nativo que enseñarlo. Es muy diferente y se necesita mucha preparación. Y entonces en 2018 dejé mi trabajo, empecé a hacer un máster de enseñanza de español para extranjeros y empecé a dedicarme a buscar estudiantes. Bueno, a partir de ahí todo esto. Bueno, supongo que al principio arrancar este proyecto te habrá costado un poco esfuerzo. Porque claro, al principio todo hay que construirlo y ahora es totalmente distinto. O sea que ahora eres un influencer total del español. No creo. No, bueno, a ver. Si al principio no te escucha ni tu abuela. O sea, es una cosa que tienes muy pocas escuchas. Pero yo tenía claro una cosa desde el principio y es que yo quería hacer un podcast que a mí me gustaría escuchar como estudiante. Y sobre todo yo desde el principio me dirigía a un tipo de estudiante con el que yo me siento muy cómodo, que es un estudiante intermedio avanzado. Porque yo en esos seis meses que decía antes que estuve así un poco dudando cómo hacer el podcast, escuché algunos podcasts y no me gustaba mucho como, sin criticarlo porque creo que es normal, como muchos podcasters o profesores de español adaptaban la manera de hablar, el vocabulario y todo eso. Entonces yo simplemente dije, Diego, ¿tú cómo hablarías si estás tomándote una cerveza con tus amigos? Bueno, pues así es el podcast. Un podcast en el que no cuido nada la pronunciación, no cuido nada. O sea, hablo casi como si me acabara de levantar. De hecho muchos días grabo nada más levantarme, con lo cual imaginaos el nivel. Y entonces hago el podcast que me gustaría a mí escuchar como estudiante. Y eso es lo que hago. Y al principio, como todo, a ver, yo tengo ya mucha experiencia en proyectos digitales y sé que al principio son difíciles, pero es cuestión de trabajo saber hacia dónde vas y yo, pues bueno, dos años después, no puedo decir que sea un influencer porque no tengo la sensación, cuando estoy grabando el podcast, yo estoy aquí delante del micrófono y estoy solo. Sé que cada vez más personas me escriben y cada vez más personas me dicen cosas, pero no me siento para nada un influencer, me siento un chico que está aquí intentando compartir un poco de lo que… Un chico normal. Sí, sí, bueno. Claro. Y en estos dos años, ¿cuál es la cosa que te han escrito, que te han comentado los estudiantes que, no sé, que acuerdas con mucho cariño? Pues las… a ver, todos los meses… Criticarse también, también criticar. Sí, sí, bueno. Todos los mensajes que me llegan, de alguna manera, son muy especiales porque, bueno, realmente cuando alguien te escribe un mensaje diciendo que le gusta mucho tu podcast, que lo escucha cuando está fregando los platos o que le recuerda cuando… no sé, cualquier cosa que me escriban a mí, eso me hace mucha ilusión porque además es, como decía antes, esto es un poco solitario. Tú estás delante del micrófono, publicas el episodio y piensas que no te escucha nadie. Bueno, sí, ves las estadísticas, pero al final piensas, si no me escribe nadie es que no estoy conectando realmente con nadie, cuando no es verdad porque al final las estadísticas siempre van subiendo. Entonces, pero esos mensajes en los que la gente te cuenta su historia de que, no sé, su familia vivía en España y que ellos tuvieron que emigrar y entonces que el podcast les conecta un poco con su pasado, no sé, cosas así de ese estilo y luego también, pues, gente que utiliza, o sea, que no sé, que se siente muy feliz escuchando todos los días español y no sé, también yo escucho muchos podcasts también, no de temática de idiomas, pero también tú llegas a sentirte parte de la familia de la persona que está haciendo el podcast también. O sea, yo… una de las cosas que ocurre muy curiosa es que yo, por ejemplo, hay cosas que sé de la vida de podcasters que yo escucho, que yo me podría sentar en el sofá de su casa y tratarlo como si fuera mi hermano y resulta que él a mí no me conoce de nada. Es como si fuera una grande familia, ¿no? Sí, sí, sí, exacto, sí. Y, pero, cuando, te quería preguntar, ¿cuándo, en qué momento empezaste, digamos, a entender que el podcast ya no era solo una afición tuya, pero empezaba a ser como un instrumento de trabajo? O sea, un medio que te podía llevar a otra cosa, a otra cosa más que a una simple afición, pasión. Bueno, a ver, a mí me gusta muchísimo, me gusta muchísimo hablar delante del micro, me lo paso muy bien, de hecho, cuando hago pausas que estoy igual semanas o días sin grabar, pues sí que me entra un poco de, no sé, como de mono. Pero desde el principio, la verdad, que siempre lo pensé como una herramienta de negocio, ¿no? No voy a decir que empecé el podcast pensando en, ay, qué bonito. Porque estabas aburrido, porque estabas aburrido. No, básicamente es porque yo, cuando creé Fluent Spanish Express, lo creé como una membresía para estudiantes y entonces era mi manera de dar publicidad al proyecto, ¿no? Yo lo que quería era que la gente que conociera el podcast, que si le gustaba lo que yo hacía, pues fuera la membresía. Hoy en día eso cambió mucho, ya no hay membresía. Un año después de crear la membresía la cerré porque era muy exigente y ahora lo que busco es que la gente entre en la newsletter, porque la newsletter también todos los días, que ese es otro tema, estoy compartiendo un montón de cosas y la verdad es que ya estas dos cosas, el podcast y la newsletter, son como casi mi café de las mañanas, ¿no? Todos los días por la mañana ya es lo que hago. Y luego una cosa que también aprendí durante todo este tiempo es a escucharme en el sentido de que hay veces que no tengo las ganas de grabar el podcast o de escribir la newsletter y no ser demasiado duro conmigo mismo y decir, Diego, tienes que hacerlo sí o sí, no, sino más bien ser un poco más bueno conmigo mismo y decir, Diego, hoy no es el día, hoy no te encuentras bien, hoy no te apetece y ya está. Simplemente dejarlo ir y al día siguiente pues seguir, no pasa nada. O sea que tiene que ser una rutina supongo esto de grabar el podcast. ¿Ha habido algún momento en que pensaste, por lo menos lo dejo, lo dejo porque no? Sí, a ver, cuando cerré la membresía pensé que realmente, a ver, como todo, tienes muchos altibajos, momentos en los que te apetece mucho grabar, momentos en los que no te apetece nada. Si es verdad que yo, como soy muy disciplinado, pues momentos en los que no me apetecía mucho grabar igualmente lo hacía, pero también eso se nota en el micrófono. Yo digo, o sea, yo no soy una persona que haya trabajado nunca en radio ni nada ni en medios, pero sí que siempre comento con estudiantes que tengo periodistas también que la sonrisa se nota en el micrófono cuando se escucha, se nota si tú estás feliz. Entonces, a ver, cuando cerré la membresía sí que pensé, uff, no sé, pero luego es verdad que en ese momento ya tenía mucha más audiencia que otros podcasts y entonces ya piensas, como, a ver, todo este trabajo que hiciste durante todo este año, mira, ahora mismo no tienes muy claro qué vas a hacer con tu negocio, pero continúa y ahora sí que tengo muy claro qué hago con mi negocio, entonces fue una buena decisión continuar. No fue, a ver, o sea, si lo hubiera dejado ahora mismo estaría diciendo, mira, perdí una gran oportunidad, pero claramente, bueno, pues eso, seguí. Bueno, el proyecto de hecho está creciendo mucho porque recordamos que hay el curso de español que empezará el primero de septiembre, ¿no? Así que sigue creciendo el proyecto tuyo. Sí, el 1 de septiembre lanzaré un curso que estoy creando ahora mismo, que bueno, las personas que están suscritas a la newsletter pues tienen la oportunidad de comprarlo más barato, o sea, bueno, pues es una oportunidad y el proyecto está creciendo, las escuchas crecen también, el podcast, más gente que… Yo creo que también un factor determinante fue la newsletter. La newsletter, a pesar de que es una newsletter que no tiene más de 500 personas, pienso que el engagement que tengo ahora mismo con todas esas personas es muy fuerte porque yo respondo todos los mensajes, cuando alguien me cuenta una historia, yo también quiero saber más porque además una de las cosas que tiene todo esto es que esto no es que tú me dices tu historia y yo digo, ah, vale, perfecto, o sea, no sé, por eso te decía que soy normal, no sé. A mí cuando alguien me cuenta una historia me interesa y me dicen que están viviendo en Mallorca desde que eran niños todos los veranos y todo eso. A mí me interesa saber todas esas cosas y me interesa… De hecho, los episodios que más me gustan del podcast, que no sé si son los más interesantes para la audiencia, pero yo quiero pensar que sí, son las entrevistas con los estudiantes porque a mí, como estudiante eterno de otros idiomas, me interesa mucho, me inspiran mucho también esas historias de ver cómo una persona, pues yo que sé, lleva apenas dos años desde la pandemia estudiando el idioma y hizo esto, esto y esto. O sea, es que me parecen historias súper bonitas, no sé, me gustan mucho. Por eso que te preguntaría qué es lo que te aporta el podcast, o sea, sobre todo creo amistades, ¿no? Porque hablando con la gente conoces a un montón de estudiantes, a las historias, que o sea, todo es un aprendizaje también para ti. Sí, sí, claro, a ver, a mí me gusta mucho saber cosas de todo el mundo, de todas las culturas, de los idiomas. Yo siempre digo que cuando trabajaba en la banca, pues tenía, no sé, tenía contacto con una serie de personas de un perfil concreto, ¿no? Sin embargo, el ser profesor de español a mí me abrió la posibilidad de hablar con todo tipo de personas que son absolutamente interesantísimas, o sea, desde jubilados que durante su vida hicieron un montón de cosas, que me cuentan historias, que aprendes un montón de cosas con ellos, desde CEOs de empresas que yo nunca tendría acceso a hablar con personas de ese nivel, sin embargo, me están contando que sus hijos empiezan mañana la escuela y todo, o sea, cosas que estoy haciendo, ¿no? Entonces, al final, ¿qué me aporta a mí personalmente? Un crecimiento personal bestial y bueno, ya profesional, por supuesto, o sea, todas las cosas que aprendo cada día siendo profesor de español, en comparación con lo que aprendí en la banca o otro sector en el que pudiera trabajar, yo creo que no tiene comparación, pero bueno. Y de hecho, hay estudiantes y suscriptores que, no sé, que son de China, que son de países muy lejos, ¿no? ¿De dónde son la mayoría? Bueno, yo trabajo mucho con estudiantes americanos, sobre todo porque la verdad es que los angloparlantes son un tipo de estudiante con el que me siento cómodo, porque conozco muy bien todos sus errores, conozco muy bien todas las cosas que pueden mejorar y además consigo que, bueno, que relativamente rápido estén comunicándose muy bien. Los italianos también me encantan mucho porque además tienen una manera de ser también creo que muy parecida a nuestra y eso se nota también en el feeling que tienes en las clases, en todo esto. Y luego, de los países que más así, pues, gente de Australia. Australia también es un país que tuve bastantes estudiantes y que me gusta, o sea, de esos países que me apeteciera mucho visitar también. Bueno, no sé, a ver, de muchos países en realidad, creo que he tenido estudiantes más o menos de todos lados y no sé, ahora mismo no podría elegir unos porque yo creo que un poco depende más de la persona y al final también tengo la suerte en este momento de estar trabajando con los estudiantes que quiero trabajar, que eso también es muy importante para el profesor porque… Claro, para motivarte también, ¿no? Claro, porque yo ahora mismo cuando tengo una clase no es, ah, tengo que trabajar, tengo una clase, o sea, voy a ver qué historia tenemos hoy para compartir, no sé, es una cosa. Y además, como a mí me gusta mucho saber cosas de la cultura de los demás y de la vida de los demás, soy un poco cotilla, pero a la vez también cuento toda mi vida, todos mis estudiantes saben todo de mí, casi está el carnet de DNI, entonces a mí me gusta saber qué pasó, qué hicieron, qué… no sé, eso me motiva mucho, no sé. Así que entonces no volverías atrás nunca. No, no, nunca. No te arrepientes de tu cambio de vida, eso es lo importante. Nada, en absoluto, además tengo la suerte, como decía, de trabajar con las personas que quiero, de organizarme yo de la manera que quiero, de poner los límites yo, de… dicen que normalmente uno es su peor jefe, más que los demás, ¿no? Pero en mi caso creo que después de todos estos años estoy aprendiendo cada vez a ser más bueno conmigo mismo y a saber cuándo tengo que apretarme un poquito y ser un poquito más exigente y también cuándo tengo que decir, Diego, en este momento puedes relajarte un poquito, no te preocupes, que no pasa nada, y… no, no, no volvería atrás nunca y además creo que no sería capaz de presentarme en una entrevista de trabajo, o sea, sería muy hipócrita por mi parte ir a buscar un trabajo y no sé, creo que no sería capaz, no sería capaz. Y tengo que decir también que tengo, ahora ya menos, pero tengo muchas pesadillas, porque son pesadillas trabajando en la banca, o sea, cuando estoy durmiendo muchas veces tengo alguna pesadilla de que estoy otra vez en la oficina trabajando y me levanto pensando, no, no, no, no, no, no puede ser, no puede ser, ¿cómo puede ser que haya vuelto a trabajar en la banca? No, no, pues… Ya, ya, como cuando un estudiante de la universidad tiene que hacer un examen, ¿no? Tiene que aceptar un examen y no lo vas a aprobar y así que tienes una pesadilla así, parecida. Sí, sí, una pesadilla de estar sentado en la oficina del banco y pensando y diciendo en el mismo sueño, ¿yo qué hago aquí sentado? Si yo estaba trabajando perfectamente, dando clases y estaba feliz, ¿qué hago aquí otra vez? Bueno, pues… Oye, digo que para que sea un cumpleaños feliz hay que pedir un deseo, ¿no? Esta es la tradición. Y lo tengo que pedir en alto porque si no, no se cumple. Bueno, a ver, yo… El deseo que tengo es que cada vez, cada vez el podcast, cada vez Fluent Spanish Express llegue… O sea, ayude a más personas a algo tan bonito como es aprender un idioma, a dominar un idioma, a que la gente se sienta feliz practicando el idioma y… Y entonces, bueno, pues básicamente eso es lo que más creo que puede empujar al resto de objetivos que yo pueda tener. O sea, si las personas están felices utilizando el podcast, utilizando Fluent Spanish para mejorar su español, todo lo demás llegará detrás. O sea, que al final ese es mi deseo, que todo el mundo lleve su español al siguiente nivel. Vale, eso, eso. Estoy totalmente de acuerdo, Diego. Si puedo, lo deseo yo también a los estudiantes. Es un buen deseo, sí, sí. Bueno, bueno. Entonces yo te deseo un feliz cumpleaños. O sea, que cumplas mucho más, como se dice, y que os vea, ¿no? Así que hemos dado una expresión más para quien no la conocía. Y espero que sea una primera entrevista, que sigan otras si quieres. ¿Tú qué planes tienes para celebrar tu cumple? Pues de momento me voy el fin de semana, no por esto, no por el podcast, pero sí. ¿Planes? No, pues seguir trabajando en el podcast, seguir ilusionado haciendo episodios. Ya tengo un montón de entrevistas con estudiantes grabadas para los próximos días, con amigos también, que ahora estoy empezando a llevar amigos que vienen al podcast a hablar de lo que les da la gana. Entonces, no sé, seguir haciendo el podcast motivado y seguir escribiendo también newsletters. Y nada, disfrutando de esto, que al final la ilusión es levantarse todos los días con ganas de seguir haciendo muchas cosas, que yo soy un poco inquieto y eso me apetece mucho. Así que ese es mi… Como lo quiero celebrar, vamos. Bueno, ahora estás totalmente preparado, podrías trabajar en la tele también, ¿eh? Bueno, ya… Eso ya… No lo sé. Bueno, a ver… Eso lo dejo a otros. Eso lo dejo a otros y yo… A ver, yo de momento estoy muy cómodo aquí con el micro y haciendo la cosa para mí mismo, pero bueno, nunca se sabe. Nunca se sabe lo que puede pasar. Yo no digo que no a nada, porque… O de este agua no beberé, como dice el dicho, así que… O nunca digas nunca, así que… Así que, bueno, pero de momento con el podcast estoy muy bien. Vamos a ver. Bueno, y terminamos este episodio un poco especial o bastante especial, porque la verdad es que me he sentido bastante raro estando al otro lado, no dirigiendo yo el episodio. Es que no hay incómodos. No, no, incómodo no. Muy cómodo y de hecho me gusta este formato. Y nada, Miquela, muchísimas gracias por prestarte a esta… De nada, que gana a ti. Ha sido un placer. Siempre un placer. Y nada, pues a todos los que escucháis el podcast, a todas las personas que escucháis el podcast, muchísimas gracias de todo corazón por estos dos años, tanto a los que habéis llegado ahora mismo, ayer o cuando sea, como a los que lleváis desde el principio, que me consta que sois algunos. Y nada, simplemente deciros que sigáis disfrutando de este maravilloso idioma y que lo hagáis, si queréis, con el podcast Fluent Spanish Express. Y nada, simplemente eso. Que gracias a todos de todo corazón. Que tengas un buen fin de semana. Chao, Diego. Chao. Chao.

¡Apóyame!

Tu apoyo es imprescindible para que pueda seguir creando contenidos. Hazte mecenas de FSE por tan solo 50 euros al año. Apoyarás el proyecto a la vez que disfrutas de beneficios exclusivos:

Apoyarás FSE

Gracias a tu ayuda podré seguir haciendo lo que más me gusta: crear contenidos para ayudarte a llevar tu español al siguiente nivel.

Sorteos mensuales

Participarás en sorteos cada mes con los que podrás llevarte estupendos premios.

Comunidad

Si quieres podrás unirte a una comunidad de estudiantes para practicar español cuando te apetezca donde, además, habrá directos.

Salón de la fama

Entrarás a formar parte del Salón de la Fama de FSE por apoyar el proyecto.

Descuentos

Disfrutarás de descuentos y promociones especiales en cursos, productos, servicios y recursos para ayudarte a mejorar tu español.

Una pequeña ayuda muy grande

Por 0,96 euros a la semana estarás ayudándome a mantener y hacer crecer FSE.

Registrar nueva cuenta

Mecenas de Fluent Spanish Express