209. 10 falsos amigos en polaco para los españoles

¡Muy buenos días! Bienvenidos, bienvenidas a un nuevo episodio de Fluent Spanish Express Podcast. Todos los días, de lunes a viernes, contenidos con consejos, con recursos y recomendaciones para llevar vuestro español al siguiente nivel. 

Hoy, viernes 25 de abril de 2022, episodio número 209. Un episodio en el que vamos a hablar sobre falsos amigos.

Después de unas semanas en Polonia, voy a contaros mi experiencia con algunos falsos amigos que me han llamado la atención. Curiosamente, no he tenido que hacer nada más que ir al supermercado para descubrir una larga lista de palabras que no son exactamente lo que parecen.

Este episodio también lo tenéis disponible en vídeo y al final del vídeo os cuento una anécdota, en mi opinión bastante divertida, con una palabra extra.

Antes de comenzar con el episodio de hoy, os recuerdo que mi nombre es Diego Villanueva, profesor de español y director de la Academia Online de Español Fluent Spanish Express, ya sabéis, www.fluentspanish.express.

Audiocursos sobre la cultura, las costumbres y las expresiones que utilizamos los nativos españoles para llevar tu español al siguiente nivel. Incluye transcripciones y actividades.

Además, acceso a una comunidad de estudiantes para resolver preguntas y dudas; y practicar escribiendo y hablando.

Notas del programa

Aquí os dejo las notas del programa de hoy.

[edd_restrict id=»1035″]

Durante mi primera semana en Polonia, de camino al supermercado, me encontré una larga lista de falsos amigos para nosotros los españoles.

Mi pésimo nivel de polaco me ha jugado alguna mala pasada. Os cuento.

Cuando salí del garaje con el coche en dirección al supermercado vi una señal que ponía «droga». La verdad es que yo solo quería comprar algo para desayunar.

Droga, en polaco, significa camino. Sorprende ver tantas señales con esa palabra.

Cuando entré por la puerta del supermercado cogí un folleto donde aparecen todas las ofertas, a ver si tenía suerte.

Entonces leo por todos lados: cena, supercena.

¿A ver si me he equivocado y en Polonia tienen supermercados para desayunos, comidas y cenas? ¿A ver si no voy a poder desayunar?

¡Calla! Que cena es precio y supercena, superprecio. Estaba de suerte.

No tuve que caminar ni dos pasillos para entender porque los polacos y las polacas tienen problemas con la diferencia entre el verbo ser y estar. ¡Ser es queso en polaco!

Sigo caminando, leo en un cartel que se vende sol. Y pienso, ¡Ah mira, como en España! Que incluso le hemos puesto impuestos a la energía solar… vendemos el Sol. Somos pioneros para todo, para todo lo malo.

Bueno, en este supermercado son un poco más modestos y el sol es la sal. Se parece.

Voy a la zona de frutería para comprar pepinos para una ensalada (no para desayunar, pero ya que estaba allí, pensaba en la cena. En la cena española, no la cena que significa precio, aunque también).

¿Sabéis cómo se dice pepino en polaco? Mizeria. Ahora resulta que todas las noches ceno miseria. Una ensalada de mizeria.

Vamos a la zona de pescadería. Allí aluciné cuando vi en los envases de los productos la palabra morza. Me puse en lo peor y pensé que era pescado de morsa o algo así. No calla, que morza es mar. Menos mal, anda.

Bueno, esta es la mejor.

Resulta que tenía que comprar unos fideos, unos noodles. La única condición era que fuesen sin carne.

Entonces leo en el envoltorio: «ostra». Ah, mira que bien. Unos noodles de ostra. Venga, para la cesta.

Llego a casa todo contento… ¡He encontrado unos fideos de ostra! ¿Te lo puedes creer?

Ostra no es otra. ¿Os lo podéis creer? ¡Ostra es picante! No espera que, además, esos fideos tenían pollo. Muy bien, Diego.

Bueno, ya tengo todo en mi cesta de compra y digo: «vamos a pagar». ¿A dónde? A la caja. No. Aquí en Polonia a la kasa.

Y cuando iba a pagar ni tarjeta ni leches: karta.

Y para terminar con la última palabra, esta es un poco fuerte. Así que si hay niños delante, tapadles los oídos.

Cuando iba al supermercado en coche no os conté que en un cruce dos coches casi se chocan. Empezaron a gritarse y se decían: Kurwa, kurwa, kurwa.

Yo pensaba… bueno, no hay ninguna curva. Es un cruce. Había buena visibilidad. No sé por qué tanto escándalo.

Cuando llegué a mi casa los vecinos se pusieron a discutir entre ellos. Kurwa, kurwa, kurwa.

Pensé: Uy, esto no debe ser lo que parece… efectivamente… Kurwa es un insulto de los más feo que hay aquí en Polonia. Una mezcla de muchos de los insultos y palabrotas más feas en español.

[/edd_restrict]

Esto ha sido todo por hoy. Muchas gracias por vuestras valoraciones de 5 estrellas en iTunes, Google Podcasts y Spotify.

Ya sabéis, nos vemos todos los días, de lunes a viernes, aquí en Fluent Spanish Express Podcast y si queréis aprender todo el español que no os enseñan los libros en www.fluentspanish.express.

¡Apóyame!

Tu apoyo es imprescindible para que pueda seguir creando contenidos. Hazte mecenas de FSE por tan solo 50 euros al año. Apoyarás el proyecto a la vez que disfrutas de beneficios exclusivos:

Apoyarás FSE

Gracias a tu ayuda podré seguir haciendo lo que más me gusta: crear contenidos para ayudarte a llevar tu español al siguiente nivel.

Sorteos mensuales

Participarás en sorteos cada mes con los que podrás llevarte estupendos premios.

Comunidad

Si quieres podrás unirte a una comunidad de estudiantes para practicar español cuando te apetezca donde, además, habrá directos.

Salón de la fama

Entrarás a formar parte del Salón de la Fama de FSE por apoyar el proyecto.

Descuentos

Disfrutarás de descuentos y promociones especiales en cursos, productos, servicios y recursos para ayudarte a mejorar tu español.

Una pequeña ayuda muy grande

Por 0,96 euros a la semana estarás ayudándome a mantener y hacer crecer FSE.

Registrar nueva cuenta

Mecenas de Fluent Spanish Express